Hablar en verso sin querer

Agradecer el azul del fuego y la cadencia. Temblar a su luz. Amar. Frenar el flujo a tu pesar. Arrancar cuesta abajo para que una batería vuelva a latir. Pum pum pum pum pum pum. Acercarme a tu pecho o imaginarte en mi vientre, oyéndolo.

Leer entrada completa